Nuevo modelo de gestión

El cliente era una empresa local fabricante de equipamiento industrial que formaba parte de una compañía global presente en más de cien países. La compañía a nivel global había sido adquirida hace pocos meses y los nuevos dueños estaban promoviendo cambios en la estructura y el modelo de gestión.

Desafío

El management local, impactado por los cambios en la estructura y la gestión, estaba perdiendo claridad interna sobre los roles y responsabilidades que tenían en las decisiones clave. Adicionalmente, sus decisiones como comité estaban demorando más de la cuenta y logrando poco compromiso para ejecutarlas. Se pretendía lograr claridad y autonomía sobre las personas que debían tomar las decisiones críticas, mejorando así los tiempos y el compromiso necesario para responder a los desafíos del contexto.

Proyecto

Se formó un equipo de trabajo conjunto entre Tandem y el cliente. Partimos de un relevamiento que permitió identificar en forma precisa las trabas para decidir. En el proyecto se puso foco en identificar las decisiones clave que se tomaban a nivel local, y definir para ellas los roles y responsabilidades de los managers, así como los mecanismos para llegar a acuerdos buscando generar una mejor adaptación al nuevo contexto organizacional.

Impacto en el negocio

El proyecto permitió a la alta dirección tener una visión clara de los roles y responsabilidades que tenía cada uno dentro de las decisiones clave de la compañía y su articulación en el nuevo marco organizacional, lo que les brindó mayor seguridad y dinamismo para su gestión. Además, se mejoraron los mecanismos de delegación haciendo énfasis en el cumplimiento de acuerdos, ganando para el equipo de dirección tiempo valioso para trabajar sobre los lineamiento estratégicos de la compañía.