Riesgo en las buenas y en las malas

La incertidumbre es una causa de preocupación constante para las organizaciones. Por ello, en momentos de turbulencia -en los que la cantidad de variables que afectan nuestros negocios es cada vez mayor- debemos invertir para gestionarla y utilizarla a nuestro favor.